José Estrañi y Grau

Conmemoración en el Centro Estudios Montañeses del I Centenario de la muerte
del periodista y escritor José Estrañi Grau (Albacete 1840-Santander 1919).

[Pulsar para acceder al resumen biográfico en la R.A.H.]

La importante labor periodística de José Estrañi en Cantabria puede seguirse a través de La Voz Montañesa, periódico santanderino del que fue redactor jefe y del diario El Cantábrico, que dirigiría desde la fundación hasta su muerte. La reciente incorporación de ambos en la Biblioteca Digital de Prensa Histórica del Ministerio de Cultura permite accesos y búsquedas que facilitan sus contenidos a los interesados desde diversas ópticas. Incorporamos links a Prenta Histórica con la finalidad de facilitar el acercamiento a la época y ambiente de José Estrañi y a su figura periodística. Los originales de ambas cabeceras se conservan en la Biblioteca Municipal de Santander.

La Voz Montañesa

El Cantábrico

En las líneas siguientes incorporamos algunos escritos seleccionados por su curiosidad o interés.

Conversaciones entre José Estrañi y la estatua de Pedro Velarde

Dos cartas de José Estrañi a Eduardo Rado Gómez

EL MONUMENTO A ESTRAÑI

Pasados unos minutos de las diez de la mañana del día 22 de agosto de 1932, el coche en que viajaba el presidente de la República, Niceto Alcalá Zamora, llegaba a la avenida Pablo Iglesias (hoy Reina Victoria), para inaugurar el monumento a José Estrañi. Lo esperaban el propietario de El Cantábrico, Tomás Rivero, y los hijos y nietos de Estrañi.

El monumento, obra del artista Alfredo Felices, es un banco semicircular de formas clásicas, con una fuente en medio, sobre la que había un altorrelieve con la figura del periodista envuelto en su capa, en bronce, que había sido fundida en París.

La placa con el altorrelieve desapareció pocos años después, pero el banco-fuente se conserva, con una placa en la que, en lugar de reproducir la figura del director de El Cantábrico, se puede leer: «Al periodista José Estrañi y Grau. 1840-1919. Homenaje y recuerdo del pueblo de Santander. Abril 1985»

El centenario de la desaparición de Estrañi, podría ser una buena ocasión para reproducir la placa de Alfredo Felices.

Placa en bronce debida al cincel de Alfredo Felices, que la firmó en la esquina superior izquierda.

Albino Alonso Madrazo (Santander, 15/09/1848 – Madrid, 6/01/1898) fue un periodista santanderino que inició su carrera en Valladolid, donde coincidió y fue amigo de José Estrañi. Con distinta fortuna que este dedicó buena parte de su actividad a la poesía, dedicando ocho versos a su amigo en 1875:

El Correo de la Moda, 18 de mayo de 1875

Años después, cuando ya estaba aquí Estrañi y Madrazo dirigía un periodico vallisoletano, aquel le dedicó un par de pacotillas. Con motivo de la reseña de una obra de Estrañi que se había representado la víspera:

La Voz Montañesa, 21 de enero de 1879

Dos años y medio después le dedicó otro a su amigo santanderino, animándolo a regresar a Santander:

La Voz Montañesa, 14 de julio de 1881

Aún le dedicaría otros versos, sobre una servilleta, cuando Albino no pudo acudir a un banquete del gremio por motivos de salud. Versos que al ser publicados por los periódicos locales salieron con el título A NUESTRO QUERIDÍSIMO AMIGO ALBINO MADRAZO:

El banquete «se perpetró» en el Gran Hotel Sardinero, el 24 de junio de 1894.