Acaba de presentarse la colección Ex vetustate novum, que el Centro de Estudios Montañeses publica desde hace tres años.

El primer tomo, Entretenimientos de un noble montañés, amante de su patria (1787), de Francisco Javier Bustamante, era conocido desde hace muchos años, pero hasta ahora, aunque han circulado copias manuscritas o mecanografiadas, no se había editado nunca. Esta edición va enriquecida con un estudio introductorio, tan ameno como riguroso, de Miguel Ángel Sánchez Gómez, profesor titular del Departamento de Historia Moderna y Contemporánea de la Universidad de Cantabria y miembro del Centro de Estudios Montañeses. En él analiza su autor el contexto histórico en que surge la obra, la biografía y personalidad de Francisco Javier de Bustamante, los hechos más notables que este incluye en su trabajo y la procedencia de buena cantidad del material que aporta, señalando los principales errores que comete y resaltando la importancia de algunas de las noticias que ofrece.

El segundo título de la colección es Diario de un montañés prisionero en la Francia napoleónica (1812), La obra va precedida de un interesante y documentado estudio introductorio debido a Rafael Palacio Ramos, historiador de acreditada solvencia y brillante trayectoria, además de director de la Casa de Cultura de Santoña y miembro del CEM. En él analiza los avatares por los que ha pasado el manuscrito a lo largo del tiempo, la vida y personalidad de su autor, el contexto histórico en que nace el diario de Pérez de Camino y las características particulares de la presente edición del mismo, partiendo de las transcripciones que del original realizaron José Simón Cabarga y Emilio Matorras. Incluye además una buena colección de notas a pie de página, las cuales facilitan notablemente la correcta comprensión del texto y contextualizan sus contenidos. El libro se completa con seis apéndices que redondean el conocimiento del autor y de lo hasta ahora escrito acerca de su obra: 1º) Introducción de José Simón Cabarga a la transcripción del diario de Tomás Pérez de Camino. 2º, 3º y 4º) Certificaciones oficiales en relación con dicho señor. 5º) Correspondencia del mismo con sus hijos. 6º) Reedición de “De Santander a los Vosgos (diario de un prisionero de estado de Napoleón)”, por José Simón Cabarga, publicado en Altamira 1953.

El tercero y último volumen de la colección “Ex Vetvstate Novvm”, correspondiente al año 2020 y recién salido de Imprenta, es una edición especial semifacsímil de una colección de álbumes fotográficos dedicados al patrimonio construido y al paisaje urbano de Cantabria confeccionados en torno al año 1920 por el fotógrafo aficionado Fernando Cevallos de León con el título genérico de La Montaña Artística y Monumental. Los dos primeros tomos, que la tradición conservada en el seno de la familia atribuye desde el diseño hasta la encuadernación al propio Fernando Cevallos, recogen la arquitectura civil, y los siguientes la religiosa, reuniendo en total 374 imágenes de excepcional realización que impresionan por los encuadres y la composición de los elementos arquitectónicos, artísticos y de paisaje que contienen, pero también por los contenidos de vida cotidiana: niños, ancianos, la ropa de la época en las solanas o los aperos de labranza en las arquerías de las casonas venidas a menos, que hacía contrastar a veces el autor con la presencia de su flamante automóvil, invitando a soñar, desde su papel secundario en la escena, en un futuro prometedor que podría redimir a la lánguida España rural que se debatía en la tristeza de la pérdida del gran imperio.

Esta obra cuenta con una interesante introducción firmada por Virgilio Fernández Acebo y Francisco Gutiérrez Días y dado el contenido patrimonial de la obra y su esmerada edición cuasi-facsímil, la publicación ha sido coeditada por el Centro de Estudios Montañeses, propietario de los fondos fotográficos y vocacionalmente dedicado a los estudios históricos y de las artes como Cronista Oficial de Cantabria, y por la Federación de Asociaciones Acanto, dedicadas a la defensa del patrimonio cultural y natural. La confluencia y coordinación de ambas entidades ha permitido disponer hoy de esta obra excepcional, resuelta a modo de foto fija de una región vinculada a la emigración en tiempos imperiales. El propio autor, aunque nacido en Madrid, ostentaba tal procedencia familiar.

Impactos: 12