BIBLIOTECA DEL CENTRO DE ESTUDIOS MONTAÑESES

La biblioteca del Centro de Estudios Montañes se encuentra actualmente (2017) en proceso de organización: 

Tras la preparación previa de la hemeroteca y el depósito del grueso de sus revistas en la Biblioteca Central de Cantabria -las editadas en Cantabria se conservarán para su consulta en la sede del Centro de Estudios Montañeses-, a partir del año 2016 se ha retomado el registro de los varios miles de ejemplares que constituyen los fondos generales más modernos de la biblioteca y aún no disponibles para consulta ordinaria. Era una ya antigua aspiración desde las circunstancias sobrevenidas del largo período de traslados sufridos por el C.E.M. a partir de los años setenta del siglo XX y que afortunadamente podemos ir superando. Esperamos a la conclusión del presente año tener inventariados todos los libros relacionados con Cantabria para, a continuación, iniciar el registro de los otros varios miles de ejemplares procedentes del intercambio con nuestras publicaciones.

Se trata de una biblioteca que nació especializada en estudios vinculados al territorio de Cantabria y a los ámbitos culturales y geográficos de su entorno, cuyos enfoques podrían enmarcarse en el conocido párrafo de Strabon: …”montañeses, que, como dije, son los que habitan en el lado septentrional de Ibería; es decir, los kallaikoí, ástoures y kántabroi, hasta los ouáskones y el Pyréne, todos los cuales tienen el mismo modo de vivir”.

Esta vocación inicial no la limita, sin embargo, a una biblioteca de interés local, entre otras razones por la vinculación histórica de la institución a la mayoría de los centros de estudios locales peninsulares y a algunos de otros países, con los que mantiene intercambio de publicaciones, sosteniéndose así una biblioteca-hemeroteca cosmopolita y abierta de alto  interés en Cantabria.

Entre las diversas  especialidades temáticas que abarca, destacan algunas como la historia, la antropología, la arquitectura, el arte, el patrimonio cultural …, vinculadas a la vocación colectiva del Centro de Estudios Montañeses desde sus inicios, en 1934. Algunos otros fondos específicos responden a especialidades cultivadas a lo largo de muchos años por varios de sus miembros destacados, o procedentes de donaciones, como el fondo Simón Cabarga, especializado en la ciudad de Santander, el fondo de Emilio Herrera sobre el carlismo, el fondo Leandro Valle con interesante documentación de la transición a la democracia, etc.

El Centro de Estudios Montañeses sufrió a lo largo de su larga trayectoria algunos períodos de estrés en determinadas circunstancias políticas, traslados que desordenaron sus fondos librarios y circunstancias puntuales que los menguaron, pero el grueso de los miembros de los sucesivos equipos ha mantenido impecable el testigo del espíritu fundacional. En este contexto volvieron estos últimos años al CEM libros y documentos valiosos depositados en los años ochenta en el Instituto de Investigaciones Prehistóricas para su conservación y algunos otros depositados también en domicilios particulares de miembros relevantes y de confianza del CEM.

El Centro de Estudios Montañeses fue a lo largo del siglo XX -como en la actualidad- iniciador de algunos de los principales proyectos culturales relevantes de Cantabria: Museo de Prehistoria y Arquelogía, Museo Marítimo, Archivo Histórico Provincial y no pocos más, a los que prestó fondos en sus tiempos fundacionales o posteriormente, que no en todos los casos han sido devueltos a la biblioteca del CEM, quedando fondos librarios o documentales sobre los que sigue manteniendo propiedad el Centro de Estudios Montañeses, a modo de ejemplos, en el Ayuntamiento de San Vicente de la Barquera o el Museo de Prehistoria… Es previsible que este tipo de colaboraciones se mantenga en el futuro, una vez concluidos el inventario y la organización integral del patrimonio -actualmente en proceso- ya que ha sido tradicional política del Centro de Estudios Montañeses colaborar en la difusión cultural por medios propios o colaborando con otras entidades públicas o privadas, en todo caso sin enajenación de su patrimonio.

En la actualidad, una vez recuperado espacio físico que le permite la organización de la biblioteca, el Centro de Estudios Montañeses se encuentra haciendo un esfuerzo considerable para concluir su inventario y puesta al servicio del público de la totalidad de sus libros. De no destinarse recursos adicionales a los actualmente dedicados, este proceso se prolongará aún durante varios años más, aún sin considerar la gestión ordinaria de la biblioteca y la dedicación a investigar fondos prestados a entidades que no fueron adecuadamente documentados y sobre los que no se obtiene colaboración desde las instituciones de destino. Para un acercamiento del protagonismo del Centro de Estudios Montañeses y sus miembros en la creación de los proyectos culturales de Cantabria a lo largo del siglo XX remitimos a sus imprescindibles libros de Actas y a la publicación realizada para conmemorar el 75 Aniversario de la entidad.

Nota manuscrita elaborada por D. Manuel de Arce Vivanco en 1982 anotando la relación de libros entregados en préstamo al Museo Marítimo del Cantábrico, ejemplo de colaboración habitual del Centro de Estudios Montañeses en la creación y desarrollo de las instituciones estratégicas de la cultura regional.

Resumen de la Biblioteca del Centro de Estudios Montañeses

a fecha 30 de mayo de 2017

HEMEROTECA

INTERCAMBIO. Depositada en la BCC: 13381 volúmenes registrados (575 títulos)
CANTABRIA. En sede CEM. Pendiente recuento actualizado, aprox. 1200 vols. (76 títulos)

BIBLIOTECA (6000 volúmenes inventariados a 30 de mayo de 2017)

FONDOS ANTIGUOS: 2727 volúmenes registrados
FONDO GENERAL I: 784
FONDO GENERAL II Y CANTABRIA: 1536.
FONDO SIMÓN CABARGA: 583.
FONDO EMILIO HERRERA: 89.
FONDO LEANDRO VALLE: Pendiente de inventariar (Vols. estim: 50)
SECCIÓN ARTE: Pendiente de inventariar (Vols. estimados: 1500)
SECCIÓN INTERCAMBIO: Pendiente de inventariar. (Vols. estimados: 3500)
Desaparecidos en recuento de 2009 (Sin considerar otros anteriores): 154
Préstamos temporales antiguos en instituciones externas, pendientes de cuantificar:
Museo Marítimo del Cantábrico; Museo de Prehistoria; Ayuntamiento de San Vicente de la Barquera…

Resumen de fondos  .

Volúmenes totales registrados (Biblioteca y hemeroteca): 20581
Volúmenes totales estimados (Biblioteca y hemeroteca): 25000
Estimación de volúmenes actuales pendientes de registro (Biblioteca): 5000

 

 

 

 

.

 

 

ÍNDICES, CATÁLOGOS Y FUENTES DOCUMENTALES

Complementando a las publicaciones producidas por el C.E.M. en la especialidad, esta sección está destinada a reunir las versiones digitales de ediciones sobre los instrumentos de acceso y manejo de colecciones documentales (índices, inventarios, catálogos y las propias fuentes documentales directas) existentes en la biblioteca que tengan un interés especial de acuerdo a los fines que rigen el Centro de Estudios Montañeses. El objetivo es poner a disposición de los investigadores, con independencia de cual sea su ubicación física, estos útiles instrumentos: 

OTROS CATÁLOGOS: SELLO EDITORIAL  “Centro de Estudios Montañeses” 

COLECCIONES EDITADAS POR MIEMBROS DEL CENTRO DE ESTUDIOS MONTAÑESES

 

Antonio Martínez Cerezo

 Cantabrialogía

 1. VÍACRUCIS (1924). Gerardo Diego (1896-1987).
Pequeña obra maestra de la poesía religiosa hispana del siglo XX.
Católico militante, el gran poeta cántabro lo dedicó a su madre, fallecida en el verano del año anterior. Contiene las catorce estaciones clásicas, cantadas en veinte décimas cada una de ellas. Las diez primeras presentan el tema. Y las diez segundas fijan el posicionamiento del artista ante el suceso narrado. Religión aparte, la belleza del poemario es indescriptible.
2
2.  PATERNÓSTER A LAS DAMAS (1520). Rodrigo de Reinosa (c. 1450- c. 1530).
Un poeta-juglar de Cantabria activo en el tiempo de los Reyes Católicos. Tempranamente estudiado aquí por Cabrales Arteaga. Se reproduce facsimilar­mente la obra que se da por editada en Burgos, Melgar, 1520, con una repro­ducción procedente de la Stultiferae Naves, editada en Burgos en 1500, por Fadrique Biel de Basilea, suegro de Alonso de Melgar. Al final de cada una de las quintetas figura un verso en latín, que en conjunto forma el Padenuestro aprobado por la Santa Madre Iglesia. Cuestión que ha pasado desapercibida a la mayor parte de los estudiosos del poeta reinosano.
 
3. SANTANDER (1575). Jorge Braun (1541-1622).
El arcediano de la catedral de Colonia tuvo a bien incluir en el tomo segundo de  Civitates Orbis Terrarum (la obra cosmográfica más importante del siglo XVI) un grabado realizado por Hogenberg sobre un dibujo de Hoefnagel. El grabado es sobradamente conocido, anda por ahí reproducido en una sola tinta o iluminado a mano en varias tintas. Y muy recientemente ha merecido el favor de ser elevado a condición de mural en la calle de Santa Lucía. Impagable mérito de Braun fue acompañar el grabado con un texto (ex relato indigenarum), que viene a ser la primera entrada enciclopédica sobre la ciudad de Santander. Por primera vez, se incorpora el texto en latín. Y la traducción al español de Marcelino Menéndez Pelayo, en versión manuscrita y también impresa.
 
4. EN LA CUEVA DE ALTAMIRA (1930). Miguel de Unamuno (1864-1936).
Tras su exilio de Fuerteventura a París (1924-1930), el escritor y filósofo vasco regresó a Madrid al concluir la dictadura de Primo de Rivera (1930). El 6 de septiembre de este año viajó a Torrelavega, en apoyo de sus amigos republicanos.
Diserta sobre el exilio, permanece unos días en la finca del doctor Velarde y redacta el poemario En la cueva de Altamira, que inicia el piropo en verso de la cueva universalmente conocida como «la capilla sixtina del arte prehistórico». Se incluye, también, la edición facsimilar del poemario en «La revista de Santander» (1930) y en Hermanos Bedia (1954).
 
5. TOROS EN SANTANDER (1930). José María de Cossío (1892-1977).

Impulsor y director de «La Revista de Santander», en los años treinta del siglo pasado José María de Cossío (el del Cossío) frecuentaba mucho Santander, donde era una figura muy destacada. Siempre atento a lo taurino, Cossío afirma (con toda razón) que su interés no estriba en señalar lo que separa a Santander del resto del país, sino lo que le une: la afición taurina. Frente a lo que comúnmente se piensa, Santander es una plaza tan taurina como la que más. Prueba de ello es la cláusula contenida en el Voto y Capitulación de San Matías (1503), donde los capitulares se comprometen anualmente a correr dos toros como los que se corren por San Juan. Lo que traslada la afición taurina al siglo XV. Siglo por siglo, se recogen retazos historiográficos taurinos hasta el primer tercio del siglo XX. Y se reproducen los carteles de los Toros de Muerte del año 1846.

 
6. LA FERIA DE SANTIAGO (1920). José Gutiérrez-Solana.
7. 
8.
9.

 

 

Fernando de Vierna

Exordio

[1] GONZALO BEDIA, impresor (2001)

[2] JOSÉ HIERRO, poeta (2003)

[3] DANIEL GIL, diseñador gráfico (2005)

[4] AURELIO GARCÍA CANTALAPIEDRA, editor (2007)

[5] ATENEO POPULAR DE SANTANDER (2007)   

[6] RICARDO GULLÓN, crítico (2009)

[7] EULALIO FERRER ANDRÉS, articulista coral (2011)

[8] EL CENTRO DE ESTUDIOS MONTAÑESES (2014)   

 

 

 

Aurelio González-Riancho

100 obras maestras de la arquitectura civil en Cantabria. 2008.

 

 

 

RAROS, INTERESANTES, CURIOSOS Y ESPECIAES EN LA BIBLIOTECA DEL C.E.M.

Entre los casi diez mil títulos que han ido reuniéndose en la bibliboteca del Centro de Estudios Montañeses desde su creación en 1934, existen volúmenes de gran interés, sea debido a sus especiales características de edición, su contenido o, en otros casos, incluso por su origen o anotaciones. Se irán incluyendo periódicamente en esta sección algunas de estas destacadas ediciones difíciles de encontrar, con frecuencia opúsculos, folletos y otros pequeños formatos. En caso de que los libros no pertenezcan a los fondos del Centro o se encuentran en su biblioteca como depósitos temporales, se hace constar la titularidad de la biblioteca de origen.

1582. Las inundaciones del Valle de Toranzo. Un rarísimo pliego suelto del año 1582 que en 1931 recobra actualidad, por Tomás Maza Solano, 1931.

1701. Memorial del pleito entre el Fiscal de su Magestad, la Cancillería de Valladolid y el Valle de Valdáliga con Constanza de Cavanillas, viuda del Conde de Escalante.

1703. Pleito del Prior y Cabildo de la Insigne y Primitiva Iglesia Colegial de Santillana contra el fiscal de S.M.,  valles de Toranzo y Castañeda, lugares de Arce y Oruña, Francisco de Zevallos y Juan de Polanco, sobre el uso y aprovechamiento, modo y forma de la conservación de la presa y estacada de salmones que llaman de Malavecina, Matalotodo y San Bartolomé, por Juan Gómez de la Sierra.

1757. Distribución de los premios concedidos por el Rey N. S. a los discípulos de las Tres Nobles Artes hecha por la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en la Junta General de 6. de febrero de 1757.

1790. Noticia de las fiestas celebradas por la M.I.N.Y.L. villa de Reynosa en la proclamación del Señor Rey Don Carlos IV.

1791. Ordenanzas que el Rey nuestro Señor manda que se observen en el Real Camino de Santander, cuya radical composición y conserbación ha cometido S.M. al Real Consulado de dicha Ciudad, por Francisco de Peredo Somonte, Secretario Perpetuo del Real Consulado.

1797. Combinación de la Naturaleza, Industria, y Política para hacer feliz la Cantabria, por Josef Manuel Fernández Vallejo.

1807. Ensayo histórico y breve descripción de la portentosa y milagrosa imagen del Santísimo Christo que se titula de Burgos y se venera en el Real Convento de la SSma Trinidad, Redención de Cautivos de dicha ciudad, por Fray Josef Sanz.  [Santander y la leyenda del Santo Cristo de Burgos].

1827. Reglamento para la Sociedad de Seguros Mútuos de incendios de casas de la ciudad de Santander, bajo la protección de su Ilustre Ayuntamiento y la presidencia de su Alcalde Mayor.

1832. Proyecto de salud pública. Manifestación de las causas de infección existentes en Santander y de los medios de removerlas.

1837. Memoria sucinta de las principales tareas en que se ha ocupado la Junta de Comercio de Santander en 1836, por Gervasio de Eguaras.

1838. Memoria descriptiva de la Epidemia del Valle de Buelna [en 1837], por José Ferrer Garcés y Juan de Sámano.

1838. Manifiesto que hace al público el Ayuntamiento de Santander con motivo de una imputación calumniosa.

1843. Descripción del puerto de Santander, é instrucción para la entrada y salida en él. Publicado por la Dirección de Hidrografía, Madrid.

1850. Ensayo histórico de la vida literaria del maestro Fray José de la Canal, de la Orden de San Agustín, Director de la Academia de la Historia y continuador de la España Sagrada, por Pedro Sáinz de Baranda. Madrid.

1875. La provincia de Santander, por José Antonio del Río Sainz.

1875-1896. Guía, consultor e indicador de Santander y su provincia, por Antonio Mª Coll y Puig.                 [1875]   [1891]

1891. Nuestros papeles públicos. Apuntes desordenados [prensa santanderina]. Edición de La Publicidad. (Bib. de Fernando Vierna García)

1908. Guía práctica de Santander y su provincia. Guías Arco. [Biblioteca particular de F. Gutiérrez Díaz]   

1911. Impresiones de un viaje rápido por la provincia de Santander estudiando sus industrias lácteas, por Juan y Ventura Alvarado y Albo.

1914. De la Cantabria. Santillana; San Martín y Santo Toribio y Santa María de Lebeña (Liébana); Santa María del Puerto (Santoña), por Bernardino Martín Mínguez.

1916. Conferencia acerca de la genealogía montañesa leída por su autor D. Mateo Escagedo Salmón el día 25 de abril de 1916 en el Ateneo de Santander.

1925-1934. Solares Montañeses, de Mateo Escagedo Salmón: Tomo I (1925), Tomo II (1926), Tomo III (1928), Tomo IV (1930), Tomo V (1931), Tomo VI (1932), Tomo VII (1933) y Tomo VIII (1934) [Consultables los contenidos genealógicos en un ‘Tomo 0’, elaborado por ASCAGEN]

1920. Ferrocarril estratégico de vía normal de Santander a Valencia por Burgos, Soria, Calatayud, Teruel y Segorbe que une el Mar Mediterráneo con el Cantábrico, por Ramón de Aguinaga.

1932. Pedagogía y eugenesia, por Enrique Diego-Madrazo y Azcona.

1935. Del hogar solariego montañés. Evocaciones, por Eloy Arnaiz de Paz.

1936.  Al servicio de las milicias. Publicado por el Secretariado de Milicias de Santander  (Bib. de Fernando Vierna García)

1947. La Pantoja, jerga de los maestros canteros de Trasmiera, por Fermín de Sojo y Lomba.

1954. La marina cántabra y Juan de la Cosa, por Antonio Ballesteros Beretta (Primera Edición publicada por mecenazgo de Joaquín Reguera Sevilla).

1958. Santander, Verano 1958 (Guía turística. Inicios del período de la ‘Apertura Española’).

1959.  Santander y su provincia. Verano 1959. Diputación de la Provincia de Santander (Guía turística).

1969. Origen del cristianismo en Cantabria, por Joaquín González Echegaray

1971. La vivienda y el hombre en el campo de la provincia de Santander, por Javier González-Riancho y Mazo.

1979. La vaca tudanca: Regulación y estándar racialpor la Asociación nacional de criadores de ganado vacuno de raza tudanca.

1997. La vaca tudanca y su pastoreo, de José María de Cossío (Textos inéditos)

2007/1897/1842/1750.  Crisol de la verdad, luz especulativa, espejo reluciente, descripción sumaria del Convento de San Agustín de Xerez de los Caballeros, por Fray Henrique de Polanco. 

 

 

FONDOS DOCUMENTALES EN EL CENTRO DE ESTUDIOS MONTAÑESES DE LOS CRONISTAS OFICIALES DE LA CIUDAD DE SANTANDER (Cantabria, España)

FONDOS TOMÁS MAZA SOLANO

FONDO JOSÉ SIMÓN CABARGA

EDICIONES DE BENITO MADARIAGA DE LA CAMPA

 

1959. [V. Lleó]